ir al contenido

Noticia

El desarrollo empresarial genera empleo, exportaciones y bienestar para la sociedad: Vicepresidenta en Asamblea de la ANDI

  • Infraestructura, construcción y agro, jalonadores del empleo y del crecimiento económico.
  • Resaltó el papel de los gremios en la recuperación económica y social del país.
  • “Debemos tener una política industrial de nueva generación, sacar el máximo provecho posible de esta diversificación del aparato productivo de Colombia”, dijo.

Bogotá D.C., 24 de agosto de 2020 (@ViceColombia). Un llamado a reivindicar la importancia del sector empresarial colombiano, pieza clave de la generación de empleo y la recuperación pospandemia, hizo –este lunes– la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez en la Asamblea Nacional de la ANDI, en la que expuso las cartas de la reactivación económica, que se perfila de la mano de los gremios.

“Necesitamos un sector empresarial seguro de sí mismo, orgulloso de lo que le aporta a este país, porque somos unos convencidos de que los países que salen adelante, que progresan, los que pueden mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos, son aquellos que estimulan ese desarrollo empresarial, pero no solamente de las grandes empresas, también de las medianas, de las pequeñas, porque es a través del desarrollo empresarial cómo se genera producto, riqueza, empleo, exportaciones; es decir, bienestar para la sociedad. Hay que reivindicar lo que significa el sector empresarial colombiano”, señaló.

El sector empresarial, también debe reinventarse –puntualizó- de cara a los nuevos desafíos, y con énfasis en sectores generadores de empleo, como la infraestructura, el agro y la construcción, que son parte del nuevo plan económico. “Las decisiones que tomemos hoy tienen que ser válidas para que el aparato productivo colombiano continúe con una gran potencia y logremos lo que hemos dicho desde hace varios años: Colombia debe ser una potencia económica regional, de tamaño medio, porque tenemos ventajas para poder convertir a nuestro país en esa potencia, pero acá lo más importante es entender qué está pasando; cómo van a cambiar, no solamente los Gobiernos; cómo va a  cambiar el sector empresarial y cómo van a cambiar los consumidores.

Las apuestas son claras, con base en los cuatro ejes del Plan “Compromiso por Colombia”, que lanzó el Presidente Iván Duque: Empleo, Crecimiento Limpio, Agenda Social y Campo y Paz con legalidad. “Convertir el país en despensa de alimentos procesados para el mundo, todos los productos que podamos cultivar, los debemos procesar; además, tenemos un potencial enorme en la proteína animal que está aumentando la demanda en el mercado internacional de una manera significativa. También, una apuesta por la economía azul, somos uno de los pocos países bioceánicos que hemos subutilizado todo ese potencial, y en esa economía azul de los dos océanos, tenemos 10 ejes de crecimiento y de generación de empleo extraordinarios como la pesca, la industria del turismo, la industria de astilleros, la exploración costa afuera, todo lo que tiene que ver con la investigación a partir de la biodiversidad”, dijo.

Añadió que hay que seguir construyendo ventajas competitivas, con base en la diversidad de Colombia, cómo el turismo ecológico. “Debemos tener una política industrial de nueva generación, sacar el máximo provecho posible de esta diversificación del aparato productivo de Colombia, la cercanía al mercado de Estados Unidos, los acuerdos de libre comercio con los países del hemisferio y esa capacidad que tenemos de agregar valor y sofisticación a la producción industrial de Colombia”.

Y se refirió al sector de servicios en el que se pude ser más competitivos, nacional e internacionalmente. “Por ejemplo, servicio de desarrollo de software, tenemos nosotros una gran cantidad de empresas y de jóvenes que están desarrollando en este momento sus empresas de Software; servicios médicos, de valor agregado en conocimiento, pero también servicios que, a través de la tecnología, se pueden exportar, como el diseño de ingeniería, de arquitectura”, explicó.

Manifestó que “las dificultades de hoy evidencian la urgencia de consolidar un modelo económico para la generación de empleo y el cierre de las brechas sociales en favor de vulnerables, mujeres, informales, jóvenes y población en condición de discapacidad”.

En el caso particular del agro, donde se vive con más fuerza la informalidad, señaló que se avanza hacia la tecnificación para responder a los nuevos hábitos y demandas del mercado nacional y mundial. “La asociatividad de los campesinos es la que puede generar la clave de todo este cambio: asociarlos en un sistema de cooperativas, con los empresarios del campo, en proyectos industriales, eso puede hacer una diferencia grande, generando siempre esa cadena de valor”, sostuvo.

Con miras a estas metas, se viene trabajando mediante los Pactos por el Crecimiento, que se están reconfigurando para responder a los desafíos de la crisis derivada del COVID-19, con una visión de largo plazo.

Relacionadas