Especiales Vicepresidencia

Columna

Tomar distancia de la corrupción, garantiza continuar progreso de Córdoba

Por: Marta Lucía Ramírez

Vicepresidente de la República


El flagelo de la violencia y, más aún, el círculo vicioso de corrupción y grupos ilegales, han golpeado a Córdoba durante décadas. Consecuencia de ello, este departamento ocupa hoy el cuarto lugar con mayor índice de pobreza. Su débil institucionalidad ha imperado por años y ha sido barrera para el progreso social. 


El bajo desempeño económico castiga descomunalmente la calidad de vida de sus gentes, haciéndolos cada vez más dependientes del clientelismo y de los favores de los políticos para amigos y electores.  


Desde que el Presidente Iván Duque nos pidió acompañar la gestión de la Gobernación de Córdoba y vigilar que se garantice la transparencia en la administración y la eficiencia que lleva al desarrollo, nos hemos propuesto mirar con lupa los procesos de las políticas públicas, en todos y cada uno de sus ámbitos.  Construimos con la comunidad el “Pacto por Córdoba”, una hoja de ruta hasta el 2032 que comprende cinco focos: personas, competitividad, sostenibilidad, seguridad y transparencia. Las transformaciones que requiere el departamento, urgen acciones sostenidas en el tiempo y que cambien de raíz las estructuras que ya no funcionan y que perjudican el potencial de desarrollo de los cordobeses. 


Las mujeres son la mitad de la población en Córdoba y son las principales víctimas de violencia tanto dentro como fuera de su hogar. Desde la Vicepresidencia y la Consejería para la Equidad de la Mujer hemos avanzado para abrir la Casa de la mujer empoderada de Montería, un lugar donde podrán capacitarse y encontrar la oferta institucional que contribuya a la solución de problemáticas puntuales. Además, anunciamos la activación del Puesto de Mando Unificado, que lidera la Policía Nacional, para responder efectivamente a los fenómenos que afectan la seguridad de las mujeres en el departamento. 


Avanzamos, además, en políticas para brindar desarrollo y bienestar a las personas en condición de discapacidad, que son cerca de 40 mil en Córdoba. En conjunto con la Consejería para la Participación de este sector de la población, impulsamos la adopción de la Política Pública Departamental de Discapacidad y trabajamos por la apertura del Centro Integral de Participación en Montería.


El Sistema Nacional de Competitividad e Innovación, que lidera el Presidente, tiene como prioridad el desarrollo a nivel territorial. Para ello, hemos creado comités regionales para identificar los proyectos productivos que mejores resultados pueden generar en cada departamento y desde la Vicepresidencia presidimos la labor de estas comisiones regionales. En ese sentido se implementa una agenda puntual. En paralelo nos hemos comprometido, mediante los “Pactos por el crecimiento”.  En la actualidad han definido sus agendas departamentales y regionales de competitividad para articular los esfuerzos del Gobierno Nacional, los gobiernos departamentales y la acción de los lideres empresariales, jóvenes y académicos del nivel territorial.


Desde la Vicepresidencia trabajamos con la Consejería de la Competitividad con el propósito de dinamizar la inversión y la  economía. Los resultados de estos compromisos se verán reflejados en los territorios, y Córdoba, que es un departamento ganadero y agricultor será beneficiado de estas medidas que fortalecerán los principales sectores económicos. 


La Secretaría de Transparencia, acompaña permanentemente el desarrollo del Convenio Interadministrativo suscrito entre la Gobernación y el Departamento Administrativo de la Función Pública para el fortalecimiento y modernización de la Gobernación. Esta labor está orientada a lograr una administración eficiente para los cordobeses. 


La implementación del Pacto por Córdoba es una tarea titánica que requiere del esfuerzo de todas las entidades gubernamentales y de todos los cordobeses. La apropiación por parte de la población de su hoja de ruta es la contribución más esencial para cambiar el rumbo de su territorio y garantizar que trascienda en el tiempo. La veeduría ciudadana, la participación en los espacios de toma de decisión, el aprovechamiento de toda la oferta institucional, entre otros, son ejemplos de cómo los cordobeses pueden, con su actuar, contribuir al cumplimiento del “Pacto por Córdoba”. 


Nosotros, como Gobierno Nacional, seguiremos poniendo toda nuestra dedicación para el cumplimiento del compromiso por este departamento, para que la legalidad, el emprendimiento y la equidad lleguen a este territorio.


Publicada en Meridiano de Córdoba

https://bit.ly/2K5RmxS

Relacionadas