Especiales Vicepresidencia

Discurso

Palabras de la Vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez en la Conmemoración del Combate de las Termópilas de Paya en el marco del Bicentenario

Paya, Boyacá, 27 de junio de 2019
 
Importante acompañarlos el día de hoy porque tengo muchísimos motivos para querer esta tierra, ya me voy a referir a ellos. El gobernador ahora se le quebró un poco la voz cuando está pensando en ese hijo que va a recorrer estas tierras boyacenses, yo no quiero que se me quiebre la mía pero quiero decirles mi abuela fue boyacense.
 
Quiero agradecer muy especialmente a todos los que están presentes. Saludo con gran afecto al viceministro de Cultura, al doctor José Ignacio Arcote, está como ministro encargado y usted tiene acá un gran compromiso porque buena parte de las solicitudes que hizo el alcalde tienen que ver con la cultura, con la educación, con la obligación que tenemos todos con estos niños de Paya. Saludo también al gobernador Carlos Amaya con un gran afecto y también decir, es cierto, lo conocí en esa marcha difícil y fui y pelee por Boyacá y pelee por la UPTC porque sé cuánta importancia tiene ese sector estudiantil y cuánta importancia tiene esa universidad, no sólo para Boyacá sino para tantos estudiantes de Colombia que se han formado en las aulas de esa universidad.
 
Quiero también saludar al alcalde de Paya José Roldán Maldonado a su esposa Neira a sus hijos Diego y Carolina y decirle alcalde gracias por estar haciendo un trabajo, pero gracias especialmente por recordarnos hoy y recuérdenos una y mil veces hasta que usted se retire de este cargo, la obligación que tenemos todos los Colombianos con Paya, con los payeros, con Boyacá.
 
Saludo al director del Instituto Colombiano de Antropología, doctor Ernesto Montenegro, también muchas gracias a usted por su trabajo. Sabemos que es un trabajo necesario recuperar el valor de la historia para los colombianos, eso es una parte de nuestro ser de la que nos desprendimos inexplicablemente hace más de 30 años y que tenemos que recuperar, el conocimiento la historia la importancia de nuestra historia.
 
Saludo al doctor Javier Guerrero Varón, profesor de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, representante de la Asociación Colombiana de Historiadores y decirle también gracias Javier, amigo… porque aparte de ser profesor ha sido amigo, tengo que confesarles me voy a referir también a ello más adelante, como durante el tiempo que estaba yo convaleciente de un accidente reciente comenzamos el Gobierno, fue gentilmente a visitarme a mi casa y le dije: yo quisiera hacer una conmemoración del Bicentenario diferente a la tradicional, no quisiera limitarme a celebrar 200 años de la victoria en esa batalla de Boyacá, sino quisiera hacer algo trascendente que permita una reflexión, que nos obligue a todos a hacer una mirada prospectiva, de cara hacia el futuro y encontré en Javier Guerrero no solamente un historiador y un intelectual de marca mayor, sino como colombiano, como tantos colombianos, dispuesto a entregar todo, su conocimiento, su generosidad, su capacidad de trabajo para ayudarnos a todos los colombianos a que esta conmemoración de Bicentenario, tal como lo hemos hablado y decidido con el presidente Iván Duque, sea una conmemoración que deje huella, pero que construya también esa nueva huella que debemos dejar para los colombianos de aquí a 100 años a los próximos 200 años.
 
Saludo con gran afecto también a nuestros congresistas, a la Representante Neila Ruiz Correa felicitaciones querida Congresista, yo se lo difícil que es hacer política, yo sé lo difícil que es hacerla para nosotras las mujeres, pero por supuesto tenemos en Simona un ejemplo de valentía, de carácter, no nos toca disfrazarnos de soldados, pero tenemos que hacer este recorrido una y mil veces más porque nuestros hijos y los hijos de todos los colombianos merecen ese esfuerzo de nosotras las mujeres.
 
Y quiero saludar también al Representante a la Cámara, Gustavo Puentes hemos sido compañeros, hemos tenido obviamente tantas dificultades en la política, hemos peleado de vez en cuando porque claro, cuando uno quiere hacer la política es difícil a veces lograr el apoyo de los hombres, pero aquí estamos todos, hombres y mujeres trabajando juntos por el futuro de Colombia, Representante Puentes yo sé su compromiso con Boyacá y Boyacá necesita mucho más compromiso y sobretodo mejores resultados de la presencia de ustedes en el Congreso, porque como bien decía el gobernador él se va dentro de 6 meses, ustedes y nosotros en el Gobierno vamos a estar tres años más, en tres años no puede haber ningún pretexto para ponernos al día de tantas deudas pendientes que hay con Boyacá, que hay con Paya y que tenemos hoy realmente como poder atender.
 
Saludo a todos mis compañeros del Gobierno, por supuesto, pero primero que todos ellos discúlpeme que me lo escribieron atrás y yo tenía adelante en mi cabeza señor obispo Duitama señor monseñor Misael Ramírez, lo saludó a usted con gran afecto y primero que todos los demás hubiera querido saludar a usted porque realmente usted representa esa fe que tenemos tantos millones de colombianos y esa invocación que hacemos todos los días, sinceramente pidiendo tener más inteligencia seguramente, más sabiduría pero sobre todo más fuerza para trabajar por Colombia.
 
Quiero saludar muy especialmente a todos nuestros compañeros del Gobierno a nuestros compañeros de la Vicepresidencia al doctor Juan Manuel Santos, este es un hombre maravillosamente trabajador y es un joven que cumple su palabra y que nos dice siempre la verdad y estamos trabajando con él con un gran compromiso por construir este país que nuestros jóvenes anhelan. Saludo a Andrés Murcia también politólogo, sociólogo ahora historiador, está acá aprendiendo del doctor Guerrero y nos está ayudando a coordinar todo este esfuerzo con el Bicentenario, organizador de eventos cuando le dan la oportunidad, fotógrafo, escritor de discursos, todos tenemos la posibilidad de hacer y Andrés Pedraza otro joven maravilloso que tengo la suerte que me están acompañando en este trabajo de la Vicepresidencia porque cada vez que tenemos dificultades, cada vez que tenemos tropiezos, cada vez que flaqueamos, cuando los veo a ellos digo: aquí no tenemos derecho a flaquear porque al igual que ellos hay millones de jóvenes, hay 12 millones de jóvenes en Colombia que esperan que este Gobierno logre llegar a buen puerto, que logremos de verdad reducir la pobreza, trabajar por una mejor sociedad y fortalecer nuestra economía porque es con una economía fuerte como vamos a lograr darle empleos y oportunidades a tantos colombianos.
 
Quiero saludar muy especialmente a los alcaldes, al de Labranza Grande, Segundo Jacinto Pérez; al de Firavitoba, Ricardo Ramírez Silva; al alcalde de Pisba, Jairo Enrique Millán; al alcalde de Pajarito, Inocencio Pérez; quiero saludar muy especialmente a nuestros caminantes, a ustedes a los que están haciendo ese recorrido que con tantas dificultades hicieron nuestros héroes hace 200 años y me imagino que ustedes se habrán sentido muchas veces también impotentes ante estas montañas majestuosas, monumentales, caminando sin descanso y pensando cuánto esfuerzo hicieron ellos hace 200 años para darnos a nosotros la Independencia, cuánto esfuerzo han hecho ustedes para ayudarnos a recordar a nosotros qué significa esa Independencia, qué significa el ser libres, qué significa la libertad que tenemos en nuestras manos y el ejemplo de ustedes nos tiene que servir para reflexionar, qué queremos hacer de acá en adelante con esa libertad y con esa Independencia que tiene Colombia.
 
Quiero saludar especialmente a nuestros comandantes del Ejército y de la Policía, al coronel comandante de la Primera Brigada del Ejército, Omar Zapata Herrera; saludo al Coronel Wilson Orlando Vargas del Batallón de Infantería 44 Coronel Ramón Nonato Pérez, al coronel Alexander López Cañarte, comandante del grupo de caballería montada número 16, Guías del Casanare; al coronel Luis Fernando Ruiz, comandante del Batallón Apoyo y servicios para el combate 16, teniente William Ramírez Silva; a todos los miembros del gabinete departamental y municipal a los concejales, pero sobre todo también a esta comunidad payera que nos está acompañando.
 
Yo sé que son cerca de 3 mil los habitantes de Paya ¿un poco más alcalde, 2500? bueno ustedes son la mejor representación de esos otros habitantes de Paya que están aquí cerca en sus casas, en sus trabajos, labrando la tierra, haciendo esfuerzos por su familia, gracias por estar acá querida comunidad payera y especialmente también a nuestra banda de guerra del Batallón de Apoyo de Servicios de combate número 16, que nos han acompañado con estas notas del Himno Nacional, al maestro Eduardo Malagón autor del himno de Paya, esas dos estrofas tan bonitas, tan profundas, gracias querido maestro Malagón, a todos los que están acá muchísimas gracias una vez más.
 
Quiero decirles, ya les conté, mi abuela paterna fue una mujer boyacense de un pueblito muy pequeño conocido básicamente por la longaniza: Sutamarchán y alguna vez estuve en Sutamarchán y yo pensaba de dónde habrán salido esta fuerza de las mujeres boyacenses, porque lo que siento que yo que tengo definitivamente es fuerza y esta fuerza de las mujeres boyacenses con seguridad nos la dieron porque realmente tenemos que cumplir un papel en la historia de Colombia, así como lo cumplió Simona, así como lo está cumpliendo nuestra Representante así como quiero yo realmente ser quien transmita de alguna manera esta energía y este clamor boyacense desde el Gobierno Nacional, así estamos hoy todas las mujeres de Colombia queriendo que la fuerza que tenemos y la decisión de cambiar este país nos permita lograr ese mejor futuro para todos nuestros hijos.
 
Pero también tuve después una oportunidad maravillosa porque cuando vine a Sutamarchán por primera vez estaba mucho más joven, estaba con mi familia recorriendo los pasos de la familia, pero vine después como Ministra de la Defensa Nacional, ser Ministra de la Defensa Nacional me cambió la vida porque yo no era una política que hubiera buscado jamás un voto, me daba cierto fastidio la política queridos congresistas, porque no tenía confianza porque eso es lo que le pasa hoy a muchos colombianos que no confían en la política pero entendí que es desde la política, desde la política bien hecha, desde la política del servicio, desde la política que se hace para manejar bien el Estado como tenemos que transformar a Colombia.
 
Pero cuando vine como Ministra de la Defensa tenía todavía muy lejos la posibilidad de lanzarme a la política, pero vine acompañando a nuestros soldados, no me tocó disfrazarme de soldado como lo hizo Simona, pero vine acompañando a los soldados, acompañando a nuestros militares, acompañándolos justamente porque con el presidente Álvaro Uribe, iniciamos ese Batallón de Alta Montaña en Chita, porque como bien decía usted alcalde, ni Paya fue ajena al conflicto, ni Boyacá lo fue, acá también se vivió y se sufrió el conflicto y eso es lo que tenemos que evitar que vuelva a suceder nunca jamás en el futuro de Colombia. De tal manera, que a todos les digo buenos días, pero aquí hoy no estamos para recordar con melancolía el pasado, aquí estamos para retomar con grandeza lo que ha sido ese legado de nuestros ancestros y sobre todo para invitar a todos los colombianos a que con igual visión, valor y patriotismo que lo hicieron ellos, nosotros construyamos hoy esa nueva historia para el futuro de Colombia.
 
Nosotros estemos hoy dispuestos a escribir esas nuevas páginas de la historia de Colombia. Por esa razón, estoy aquí el nombre del presidente Iván Duque para reiterar nuestro compromiso con el departamento de Boyacá, para decirles que estamos listos para trabajar y solucionar al menos una parte importante de esa deuda pendiente que por tantos años hemos tenido con este departamento, pero sobre todo también para apelar de nuevo a la grandeza que se edificó hace 200 años en estos mismos parajes, viendo estas mismas montañas y pisando este mismo suelo. Aquí estamos hoy para recordarle al pueblo boyacense su importancia para la historia pasada, pero sobre todo para invitarlos a construir la historia futura de nuestra amada nación.
 
Hoy venimos a agradecer esos hombros de gigantes, de mujeres y hombres gigantes que con una gran integridad se unieron al Ejército Libertador hace 200 años, su desprendimiento de este acogedor terruño dejando atrás a sus familias, hogares y zonas como Llano del Miguel, hizo posible emprender el camino más impresionante y temerario que se podía tomar para alcanzar entonces la independencia y para buscar en ese momento la libertad. En efecto no solamente era arriesgado si no era verdaderamente temerario tomar la decisión de hacer el paso por el páramo de Pisba.
 
Muchos se sumaron a la Ruta Liberadora y muy seguramente todos ellos estaban convencidos de que no había nada que perder si se luchaba por la libertad y estoy segura que quienes se sumaron en Paya, lo hicieron totalmente convencidos de que esa lucha les garantizaría a ellos, a los payeros, también a todos sus descendientes a los neogranadinos una vida mucho más digna. Paya hizo parte de la Ruta Libertadora por un análisis serio y estrategia militar no fue un paso improvisado, no fue producto del azar, Paya ya fue una parte trascendental de esta ruta no sólo por su ubicación geográfica, sino sobre todo por el espíritu inquebrantable de sus gentes, el mismo espíritu inquebrantable que tienen estos 2.500 habitantes de Paya hoy por hoy.
 
Que nadie olvide nunca que fue su anhelo de Independencia libertad el que permitió escribir en el nombre de Paya con letras grandes en nuestra historia patria, es el espíritu inquebrantable de haber sido capaces de sorprender a los realistas asumiendo penurias, privaciones y un viaje épico cómo hicieron a Paya parte de la memoria, el patrimonio y la identidad nacional.
 
Es por este reconocimiento que toda la nación le hace a Paya que desde el Gobierno Nacional hayamos tomado la decisión de presentar ante el Consejo Nacional de Patrimonio, las Trincheras de Paya como parte del patrimonio cultural de la nación colombiana. Este es apenas uno más de los reconocimientos pendientes desde hace mucho tiempo que teníamos que hacer a esta tierra que luchó por hacer patria y asumimos entonces el compromiso no sólo de guardar las trincheras para la posteridad con un plan especial de manejo que asegure su cuidado para las próximas generaciones tal y como nos lo ha explicado el Viceministro de Cultura, sino, sobre todo, para poder incluir a Paya y estas Termópilas en la ruta de turismo que el Ministerio de Turismo, Industria y Comercio, se encuentra diseñando en la actualidad.
 
Aquí tenemos que traer muchos más turistas, esto representa entonces una nueva oportunidad empresarial para el desarrollo que esperamos que las generaciones actuales y también las futuras sepan apreciar y aprovechar en toda su dimensión.
 
Con esta declaratoria las Trincheras aumentarán su potencial turístico siendo incluidas entonces dentro de las rutas turísticas del Pacto Bicentenario y también dentro de las inversiones que se darán y las facilidades que se ofrecerán para que haya nuevos hoteles, hosterías y lugares turísticos que se puedan ubicar en el sector. Esta declaratoria esperemos que esté lista antes de finalizar este año y se conectaría con ese corredor y también con el proyecto ambiental de Pisba para aumentar la productividad y la competitividad en el municipio de Paya.
 
Honor y gloria a la respuesta digna, valerosa y gallarda de las gentes de Paya que hace 200 años apoyaron la causa libertadora sumándose con desprendimiento a esa causa noble, generosa y audaz de la búsqueda de la independencia. Aquí, donde se alimentó el espíritu de Heroínas de la independencia como Simona Amaya que hoy queremos que todos los colombianos se la imaginen y la reconozcan a través de su nueva representación esta mujer menudita, joven, audaz que tuvo que disfrazarse ella de sargento como la tenemos hoy otra vez acá representándola, pero que los colombianos conociéndola a través de esta representación, se hagan una idea del heroísmo, la determinación y el valor de una mujer que salió a luchar con los hombres, con todos los soldados para abrirnos el espacio a las generaciones presentes de poder recibir este legado vital de la Independencia y de la libertad de nuestro pueblo.
 
Este movimiento que nos entregaron ellos haciendo sacrificios y gentes, es lo que nos tiene que llevar a nosotros a reflexionar sobre el privilegio que significa tener libertad, porque es importante no solamente nuestros héroes nos independizaron del yugo español, sino que después gracias a eso vivimos todo el proceso que nos permitió disfrutar de la conformación de esta República y gozar de la libertad. Este, nuestro tiempo compatriotas, es el tiempo de los que hoy estamos entonces para recordar y agradecer el legado recibido de los héroes de estas Termópilas, pero también para llamar desde aquí al pueblo de Colombia, a los ciudadanos del presente y decirles: nos llegó el momento de construir juntos ese nuevo legado, el legado que debemos dejar camino al tercer centenario de Colombia.
 
Es el tiempo de asumir la libertad de pensar, de opinar, de trabajar, de movilizarnos, de escoger profesión u oficio, pero también la libertad de escoger a nuestros gobernantes. Es el tiempo de cuestionarnos qué hemos hecho durante 200 años con nuestra libertad, cómo la hemos utilizado hasta hoy, cómo la debemos utilizar para escoger siempre las mejores opciones para nuestros hijos y las mejores opciones para Colombia. Aquellas opciones que nos garanticen que estamos construyendo una sociedad siempre libre para las futuras generaciones y que nos permitan obviamente solucionar las angustias presentes pero haciendo transformaciones profundas que nos permitan edificar con solidez el tipo de sociedad e instituciones sobre las cuales tengamos garantizado el progreso y el futuro para todos.
 
Es el momento en que cada uno de los colombianos se sienta más colombiano que nunca y entendamos que luchando juntos, trabajando juntos es como podemos liberar para siempre a las generaciones futuras de la opresión de la pobreza, la opresión de la desigualdad, la opresión también de la corrupción, porque esa es la esclavitud y la opresión que vive hoy nuestro pueblo y que todos debemos trabajar para terminar para siempre. El Gobierno del presiente Duque está comprometido con que este Bicentenario sea la oportunidad para comprender nuestro pasado, solucionar problemas del presente y proyectar ese país que queremos ser.
 
La oferta institucional que hemos trabajado para los 87 municipios del Bicentenario asciende a 6.6 billones de pesos y ha sido fruto del compromiso de Gobierno para acelerar la equidad, el emprendimiento y la legalidad en los municipios en los cuales se gestó la Independencia. Hace 200 años Colombia era un país muy diferente del que conocemos ahora. La victoria militar que se gestaba desde los llanos venezolanos y granadinos, tomaba su primer impulso para iniciar ese ascenso a los Andes y enfrentar el grueso del Ejército expedicionario en tierra firme, la meta de ellos era la creación de la República, el rasgo más contundente de la Independencia y el gobierno del pueblo.
 
El camino militar que se emprendió en la retaguardia del Gran ejército libertador de la Nueva Granada llegaba a Morcote, mientras la vanguardia con el ímpetu del General Santander salía el encuentro de lo que sería la primera Gran Victoria del ejército libertador en él inmortalizado como el combate de las Termópilas de Paya.
 
Hoy nos encontramos reunidos para emprender entonces una nueva ruta, la ruta de la equidad. Ayer firmamos, como lo decía el gobernador, ese Pacto Bicentenario que quedó incluido en nuestra ley de Plan Nacional de Desarrollo y participaron en ese pacto los gobernadores de Arauca, Boyacá, Casanare, Cundinamarca y Santander, así como los ministros de Comercio, Industria y Turismo; la Ministra de Infraestructura y Transporte y la Directora de Planeación Nacional y este queridos amigos payeros y boyacenses, es el ejercicio más ambicioso y audaz que se haya realizado en el país de encontrar consensos, de trabajar juntos, entre el Gobierno Nacional y los gobiernos locales entendiendo la importancia estratégica que hoy tiene Paya como la tuvo hace 200 años y es por eso que tal como lo solicitó usted alcalde y como lo mencionó y anunció ahora el gobernador, ya se dejó definida como uno de los proyectos de prioridad estratégica este corredor Nuchía-Moscote-Pisba- Paya-Labranza Grande, sobre el cual el Gobierno Nacional y la gobernación de Boyacá tenemos el compromiso de gestionar juntos la financiación para empezar cuanto antes su construcción.
 
Este compromiso es parte de una visión regional que tiene nuestro Plan Nacional de Desarrollo y es parte de un esfuerzo en donde tanto los gobernadores como el Gobierno Nacional hemos aportado recursos muy importantes.
 
De tal manera gobernador y alcalde, aquí yo quiero reconocer francamente la actitud, el tono, la disposición constructiva que ha tenido el gobernador de Boyacá, porque su trabajo respetuoso, su liderazgo comprometido con su pueblo, nos ha permitido durante estos 9 meses de gobierno desarrollar realmente todo este proceso de conmemoración del Bicentenario poniendo funcionar esas leyes, las leyes 1916 de 2018 las leyes del bicentenario, en las que no se habían dejado partidas presupuestales, ni obras de infraestructura, ni estudios técnicos, ni inversión alguna para los departamentos y municipios y por eso el trabajo del gobernador Carlos Amaya y de los demás gobernadores, ha dado un magnífico ejemplo de solidaridad entre los departamentos, de visión de lo que es una región más allá de la individualidad de cada uno y eso es lo que ha permitido entonces que los 5 levantaran la voz para hacer solicitudes que convinieran a cualquiera de ellos porque por encima de todo era solicitudes que convenían a toda una región.
 
Estos 6.6 billones de pesos incluyen la oferta institucional tradicional, pero también 3.6 billones que son nuevos de los cuales el Gobierno del presidente Iván Duque está aportando 2.3 billones de pesos y los gobernadores 1.1 billones de pesos y aquí vemos entonces ese esfuerzo, todos han puesto, todos hemos puesto para cumplirle a Boyacá y por supuesto a Paya.
 
Con la firma del Pacto del Bicentenario se ha definido esta cofinanciación y los tramos de Zipaquirá-Chiquinquirá-Barbosa, Tibasosa-Sogamoso, Dos y medio-Otanche-Chiquinquirá, Belén-Socha-Sacama-La Cabuya, Paz de Ariporo-Duitama-Charalá-San Gil y Vado Hondo-Labranza Grande-Yopal; como ustedes ven esto es toda una visión de desarrollo regional.
 
Pero también hemos incluido una con financiación por 223.000 millones de pesos que va aportar el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, justamente para la construcción de estos corredores turísticos en los municipios del Bicentenario y crear así nuevas capacidades locales, generar oferta sostenible y generar espacios para que nuestros jóvenes boyacenses puedan ser esos emprendedores en los sectores del turismo, de la hotelería, de la gastronomía, de la tecnología también.
 
Y tenemos también que mencionar con toda la franqueza, nosotros no podemos seguir oyendo estas tragedias que nos contó el alcalde y quedarnos impasibles frente a eso esto, este éxodo sin precedentes. Este éxodo sin retorno que ha sufrido el departamento y que ha sufrido tantos departamentos de Colombia lo tenemos que frenar con más seguridad, por supuesto, pero por supuesto con mucha más inversión en infraestructura, apoyo al desarrollo empresarial, apoyo a la labor de nuestros campesinos, tecnificación del campo, financiación a los empresarios y a los campesinos de las zonas rurales y sobre todo con la inversión más importante de todas: la inversión en el ser humano, la inversión en nuestros jóvenes a través de una educación de calidad a través de una salud de calidad para los hombres y mujeres de Boyacá y es por eso que le quiero decir alcalde, nosotros no podemos de ninguna manera dejar que pase el tiempo, yo me comprometo a que aquí tenemos que venir otra vez, le prometo antes de que se cumpla un año de esta fecha, para ver ojalá con nuestros dos congresistas en qué van todas estas obras, aquí vamos a venir a Paya otra vez y nuestro gobernador que para entonces será exgobernador, no sabemos en qué ande entonces o en qué campaña se encuentre o en qué cosas ande, pero yo sé que va a tener un bebé en sus brazos y eso lo va obligar a que este trabajo que usted ha hecho por Boyacá, lo haga cada vez con más decisión, entendiendo que es construyendo juntos como de verdad entre todos podemos transformar a Colombia.
 
Es el momento entonces de ser más intrépidos y audaces que nunca antes definir una ruta estratégica que nos permita, sobre todo, acabar con los atajos equivocados y un atajo equivocado muy grave que hemos tenido en Colombia es el de la corrupción, nuestro país ha aceptado atajos que no solamente son cuestionables desde el punto de vista ético, sino que han destruido miles de millones de recursos que han debido florecer en mejores condiciones para la educación, para el desarrollo de nuestros campesinos, para la salud del pueblo colombiano y es por eso entonces que el mejor esfuerzo y el más audaz es el trabajo de todos los ciudadanos sin excepción, para cuidar los recursos públicos, para lograr a través de transparencia y el mayor respeto a la ley evitar que se dilapiden esos recursos y sacar adelante el potencial enorme que tiene nuestro departamento y nuestro país en biodiversidad, en una potencia cultural que realmente podemos tener, en lograr ese desarrollo agroindustrial que usted decía alcalde, ese potencial que tienen, la producción agrícola pero con cultivos orgánicos, con más valor agregado, convertir de verdad a Paya y a toda esta región en una despensa importante para la seguridad alimentaria de Colombia y ojalá de buena parte del mundo a través de las exportaciones.
 
No podemos de ninguna manera, alcalde, que está Paya que es un altar de la patria se nos convierta a nosotros en una tumba de las esperanzas de los jóvenes boyacenses, aquí todos vamos a trabajar porque siga siempre siendo un altar en donde florezcan las ilusiones de estos jóvenes. Hoy, nos ha traído acá el compromiso de recordar la importancia del pueblo boyacense en nuestra historia, de recordar cada uno de los departamentos que hicieron parte de toda esa campaña libertadora y decirles el gobierno de Iván Duque está acá, porque sabemos que tenemos una cita pendiente, esa cita pendiente con el progreso que tenemos nosotros hoy que honrar a pesar de que no se honró durante muchas décadas y siglos, pero tenemos que honrarla y por eso estamos acá, porque sabemos que todos ustedes, que esos payeros de hace 200 años ellos concurrieron y cumplieron, asistieron muy cumplidamente a atender la cita que ellos tenían con la historia.
 
Muchas gracias alcalde, muchísimas gracias a todos.

Relacionadas