Especiales Vicepresidencia

Discurso

Palabras de la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez en la Cumbre de Gremios organizada por el Ministerio de Agricultura en el marco de la Feria Agroexpo

Corferias, Bogotá, 18 de julio de 2019

Me alegra enormemente tener la oportunidad de participar para darles un saludo en esta importante cumbre que está haciendo el Ministerio de Agricultura con los gremios. Me siento muy honrada de traerles también un saludo del Presidente de la República. Hemos tenido oportunidad de reunirnos con el presidente de las SAC (Sociedad de Agricultores de Colombia), con todos los miembros de la junta directiva de la SAC y, especialmente, con el liderazgo extraordinario del Ministro de Agricultura, Andrés Valencia, para reiterar la importancia que tiene el desarrollo rural para el gobierno de Colombia y la necesidad que tenemos de que toda la política de desarrollo rural, sea una verdadera política de Estado.

Esto no puede estar limitado a tres años que le quedan a este gobierno. Sabemos que buena parte de las dolencias de nuestro país, de los sufrimientos que ha tenido Colombia, se derivan justamente de la falta de atención al campo colombiano, de esa falta de Estado -muchas veces- en el campo colombiano. Y hemos tenido muchos peligros y hemos tenido distintos periodos, unos periodos en los cuales se le dio atención a la financiación; unos periodos en los cuales todos dependimos muchísimo de ese producto espectacular, nuestro café, doctor Vélez, y sabemos que el país tiene que devolverle al sector cafetero todo lo que le ha dado a Colombia, pero también tenemos que aprender de todas estas experiencias vividas.

Solamente el desarrollo sostenible, con una visión de largo plazo, con una verdadera política de Estado para el sector de la ruralidad colombiana, le va a garantizar a Colombia la paz que anhelamos, porque sabemos que en el campo han confluido todos los grupos ilegales, en el campo han confluido todas las actividades ilegales: el narcotráfico, la minería ilegal,  la extorsión, el abigeato, todo lo que ha afectado, realmente, a tantos colombianos, y es precisamente por eso, que estoy aquí para refirmar ese compromiso que tenemos con el desarrollo rural de nuestro país.

Estamos totalmente convencidos de que la producción agropecuaria de Colombia, que alcanza un 6.6% del producto interno bruto, puede ser muchísimo mayor. Tenemos que lograr un aumento, que esos 21 millones de toneladas que producimos nosotros en alimentos, podamos pensar en duplicarlas, pues la demanda de alimentos en Colombia es muy superior a lo que estamos produciendo.

Pero sobre todo, que seamos capaces nosotros de entender que, en la medida en que haya esta producción rural de Colombia en función de la demanda -tanto del mercado interno, como del mercado internacional- es como vamos a ir alineando todas las capacidades que tenemos, tanto en el Estado como en los gremios, para lograr esa producción suficiente en cantidad, cada vez mejor en calidad, que atienda con absoluta excelencia los requisitos sanitarios que debemos cumplir para el mercado interno y, por supuesto, para el mercado internacional.

Es por eso que creemos que estamos en un momento definitivo, donde vamos a tener un punto de quiebre muy positivo para ese desarrollo de la ruralidad colombiana: una producción sostenible, una producción competitiva. Precisamente ahora, estamos adelantando bajo el liderazgo del Ministro de Agricultura, reuniones con todos y cada uno de los gremios de la producción rural, para ver de qué manera las políticas públicas pueden coadyuvar los esfuerzos gremiales y el sector empresarial para lograr mayor formalidad, mayor productividad, mayor capacidad de salir al mercado internacional y, en la medida en que mejoremos esas políticas públicas de manera eficiente, también esperamos que cada uno de los sectores productivos y cada uno de los empresarios y los campesinos, pueda aumentar sus esfuerzos en materia de producción, sus eslabonamientos productivos, entender que solamente una producción eficiente en cada uno de los eslabones de la cadena, es lo que nos va a permitir a nosotros alcanzar esa seguridad alimentaria, con productos procesados de la mejor calidad y llegar al mercado internacional, también en condiciones muy competitivas.

Sabemos que tenemos todo por delante, ello no quiere decir que este sea un gobierno que piensa que no ha habido nada en el pasado. Ha habido progresos, ha habido desaciertos, pero lo peor de todo es que ha habido ires y venires, eso es lo que le afecta a Colombia muchas veces: el avanzar cuatro pasos y retroceder tres.

Por eso insisto: la política de desarrollo rural no es una política de un gobierno, tiene que ser una política de Estado y, por eso, confiamos tantísimo en que el trabajo que está haciendo el ministro Andrés Valencia para fortalecer toda la institucionalidad, para acompañar todos los esfuerzos -no solamente en materia de investigación- por supuesto en todas las variedades. Todo lo que se haga en materia de investigación genética, tiene que ir acompañado de una mejor asistencia técnica, pero también de algo muy importante que trae nuestro Plan Nacional de Desarrollo, y es ese pacto por la descentralización.

Sabemos que debemos desarrollar más vías en las distintas regiones del país, también sabemos que, lamentablemente, no hay todos los recursos del presupuesto que quisiéramos. Yo quiero invitarlos a ustedes también, especialmente a los gremios, a que identifiquemos algunos de los puntos críticos en donde se requiere una mejor infraestructura vial, para que trabajemos conjuntamente y para que, a través de distintas modalidades que existen hoy, como por ejemplo, las obras por impuestos, algo de lo que se pueda hacer en regalías, etc.,  les demos realmente a las regiones lo necesario para poder, con una mejor infraestructura, contribuir a una mejor competitividad del campo colombiano y, por supuesto, entender también que, a través de una financiación adecuada, tenemos que lograr nosotros que haya una mayor capacidad de inversión en la tecnificación del campo. Y algo muy importante, en lo que ha insistido el presidente Iván Duque: los activos productivos del campo. Necesitamos que haya mejores activos, por ejemplo, para el tema de los distritos de riego, donde sabemos que también el Ministro de Agricultura tiene un trabajo muy importante por hacer.

Quiero, simplemente, terminar diciendo que el Plan Nacional de Desarrollo Pacto por Colombia, pacto por la equidadno tiene un nombre cualquiera, no es un nombre que salió al azar, es un nombre que responde a la profunda convicción que tenemos con el presidente Iván Duque, y todo nuestro equipo de gobierno de que, si nuestro país avanza en lograr que todos los colombianos nos comprometamos con el cumplimiento de las normas, a respetar la ley, pero sobre todo a tener un concepto del respeto, que incluya respetar a los demás, respetar la palabra empeñada, respetar los contratos… vamos a dar pasos mucho más largos hacia adelante, hacia el progreso, hacia el desarrollo, hacia el mejor crecimiento económico.

Segundo: el emprendimiento; estamos totalmente convencidos de que aquí el balón tiene que estar en la cancha del sector privado; sabemos que el gobierno no tiene la forma de ir a sustituir el empuje que le da el sector empresarial al crecimiento de la economía. Nosotros tenemos es que coadyuvar, facilitar, generar el mejor clima de negocios para las inversiones que se hagan de los pequeños productores, porque en el campo sabemos también que la pequeña producción es válida. Tenemos es que ayudar a que estos pequeños productores, con una mejor asociatividad, tengan economías de escala, tengan la   posibilidad de ser competitivos; pero creemos que todo eso es lo que significa el emprendimiento, es el desarrollo a partir del sector privado, el que de verdad nos tiene que permitir esos mayores niveles de crecimiento que generen más empleos en nuestro país.

Y, por último, la equidad porque sabemos que Colombia es un país que ha mejorado en la reducción del nivel de pobreza, hemos mejorado también en los índices de pobreza extrema en las zonas rurales, pero no podemos estar satisfechos con los logros alcanzados. Esos 20 puntos que hemos bajado en los niveles de pobreza, significan que todavía Colombia tiene 11 millones de personas pobres, eso es totalmente inaceptable y es solamente con más crecimiento, con más generación de empleos formales, con mejores condiciones de vida en el campo, como vamos a lograr realmente esa equidad que Colombia necesita, para lograr ese país que todos de verdad anhelamos.

Aparte de todo el tema de legalidad, quiero resaltar especialmente el trabajo que viene haciendo el gobierno, obviamente, en el ordenamiento de la tierra, aquí veo a la doctora Claudia, de la Agencia Nacional de Tierras, y sabemos realmente que en esto, el Ministro de Agricultura, al igual que el doctor Carlos Enrique Moreno, han venido dedicando esfuerzos enormes para lograr el ordenamiento a través del catastro, sabemos que ya todo lo del catastro multipropósito va a contribuir enormemente, pero hay que seguir obviamente muy comprometidos en este aspecto. Y por supuesto, quiero insistir en que cada uno de los gremios de la producción tiene claro que es a través de una mayor formalidad del trabajo en el campo, que los campesinos como nosotros, vamos a lograr dignificar la vida de la gente que está en las zonas rurales. Son muchísimos los ejemplos exitosos, son muchísimos los referentes positivos que tiene la gremialidad colombiana, y tenemos que lograr aumentar todavía más esa formalización.

Anoche, por ejemplo, tuvimos una reunión con el Presidente y el sector de la ganadería, y es realmente maravilloso lo que todo ustedes están haciendo. En el sector de la ganadería, nos decía el presidente de Fedegán, podemos tener un 1.300.000-1.400.000 empleos formales en el campo, y estoy segura de que eso, en cada uno de los sectores, es posible aplicando todas estas medidas de política pública que con tanto éxito y con tanta lucidez, han venido diseñando el Ministro de Agricultura, su viceministra, sus viceministros y, por supuesto, todas las entidades del sector.

Quiero hacerles una recomendación muy especial: la mujer en el campo. Nosotros tenemos un Plan Nacional de Desarrollo, que está basado en los 17 objetivos de desarrollo sostenible. No podemos hablar de desarrollo, no podemos hablar de equidad, si la mujer en Colombia sigue estando tan marginada, pero especialmente si la mujer rural está condenada a esta marginalidad, a esta pobreza, a esta desprotección social. Yo quiero, muy especialmente, recomendarles a todos los gremios el trabajo que queremos hacer con ustedes, de la mano de nuestra Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, para que logremos en cada uno de los gremios, mostrar cifras específicas sobre cómo logramos vincular mucho más a las mujeres.

El ministro viene haciendo su tarea, por supuesto, hay cifras importantes ya: 75 mil mujeres beneficiadas con crédito, con tasas subsidiadas; 2800 mujeres beneficiarias de procesos productivos, casi 1900 mujeres beneficiarias de procesos de adjudicación y formalización. Pero estas siguen siendo cifras marginales. Con el doctor Vélez hablábamos de 500 mil familias cafeteras; hay cerca de 170 mil mujeres cafeteras que tienen todas las condiciones, que ya están llegando, cada vez más, a esa dirección del sector cafetero en las elecciones recientes que hubo, eso mismo es lo que tenemos que lograr, proponernos esa verdadera equidad, que la mujer rural pueda ser propietaria, pueda tener sus tierras, pueda ser empresaria. Las mujeres campesinas tienen, muchas veces, un lugar secundario, por eso buscamos que, en materia laboral, tengan las mismas condiciones, que haya acceso a esa formalidad. Esa es la equidad de la que realmente estamos hablando con el Presidente de la República.

Sabemos que este es un sector con un potencial enorme, que nos esperan posibilidades inmensas, que si nos aplicamos a hacer el trabajo del que hemos venido hablando en estas reuniones con los distintos gremios, vamos a lograr conquistar mercados muy importantes. Yo le decía al ministro de Agricultura, estoy viniendo a una reunión donde está FLAMA, que es la Federación Latinoamericana de las Centrales de Abastos, y estaba allí el francés que es vicepresidente de la Red Mundial de Centrales de Abastos, y nos decía: es que Colombia tiene en América Latina y a nivel mundial, un potencial enorme para llegar, inclusive, a los mercados europeos. Aquí nosotros estamos a la defensiva, siempre pensando qué nos va a pasar cuando empiece a llegar en pleno toda la competencia de Europa, de Estados Unidos… pero también tenemos que pensar cómo somos capaces de atender la demanda que tienen esos mercados sofisticados y, especialmente, cómo vamos a llegar a atender esos mercados en el Asia, porque esa es realmente una oportunidad, un desafío, para lo cual nos toca trabajar muy duro, y sabemos que en eso tenemos el mejor líder para guiar ese trabajo y, por supuesto, decirles que, para nosotros,  en este momento, es absolutamente importante que todos los subsectores de la producción atiendan ese trabajo que estamos haciendo, con el liderazgo del ministro y, por supuesto, con el del presidente de la SAC, el doctor Jorge Enrique Bedoya.

Invitarlos a todos ustedes para conocer esos detalles de qué más puede hacer el gobierno en materia de política pública y podamos tener con todos, unas firmas de unos pactos por el crecimiento. Vamos a hacer el próximo 5 de agosto, con el presidente, la firma de una primera etapa de esos pactos por el crecimiento, pero nos vamos a reunir con todos los sectores, hemos ido escogiendo a algunos en función de su tamaño, en función de distintas circunstancias, pero con todos nos vamos a reunir para lograr que en estos pactos por el crecimiento podamos, ojalá, duplicar la producción, las ventas, las exportaciones y los empleos formales del sector rural colombiano. De tal manera que, muchísimas gracias al ministro por esta invitación, y les deseo muchísimos éxitos en esta cumbre del Ministerio con los gremios del sector. Sabemos que aquí, cada vez más, se congrega una gran voluntad de trabajar para sacar adelante a Colombia y un potencial enorme que tenemos en nuestra gremialidad y en nuestra capacidad empresarial.

¡Muchas gracias!

Relacionadas