Especiales Vicepresidencia

Columna

Juntos construimos una frontera más próspera

Por Marta Lucía Ramírez
Vicepresidenta de la República
 
Hemos llegado a la construcción de un plan de impacto para esta región.
 
Queremos hacer de nuestra frontera una región más fuerte, acelerar su actividad económica, mejorar las condiciones sociales y fortalecer sus instituciones para hacer de nuestra vecindad con Venezuela una oportunidad de desarrollo y competitividad.
 
Hoy nadie tiene dudas de la generosidad, la valentía y la resistencia de los habitantes de la esta zona de frontera, pues han recibido más de un millón de personas que han cruzado los límites que nos dividen con Venezuela, tanto para quedarse en Colombia como para seguir su tránsito a otros países, huyendo del hambre, sin trabajo y en busca de servicios de salud y educación. Son 6 departamentos que se han visto impactados por los efectos de la migración acelerada en las últimas semanas debido a las medidas de cierres limítrofes impartidas por el régimen de Nicolás Maduro.
 
Hemos llegado a la construcción de un plan de impacto para esta región. Un plan estructurado, amplio y creativo que contempla cerca de 50 medidas en temas de inversión, competitividad, generación de empleo, atención humanitaria, salud, vivienda, infraestructura, educación y emprendimiento por más de 712 mil millones de pesos.
 
Trabajamos con un solo propósito: el bienestar de los habitantes y sus condiciones de vida. Por eso escuchamos a todos los sectores, nos reunimos con las autoridades, los líderes políticos y los gremios económicos porque se trataba de generar ayuda, pero, sobre todo, de entregar herramientas efectivas para que la población, las organizaciones locales y las autoridades se empoderen de las soluciones. Sin duda, esta zona se convertirá en una de mayor proyección y con mejor futuro una vez Venezuela dé el paso a la democracia nuevamente.
 
Estos incentivos que empiezan de inmediato buscan generar una nueva actividad económica, atraer nuevas empresas y estimular el crecimiento de los empleos. Por eso se habilitaron créditos productivos por 300 mil millones de pesos, se liberaron regalías por cerca de 238 mil millones y se abrieron líneas especiales para emprendimiento y empleabilidad por más de 2 mil millones. También se gestionaron proyectos de infraestructura por casi 75 mil millones y obras para mejorar las redes de acueducto y del servicio de agua por 10 mil 700 millones. En educación pusimos especial atención para entregar mejoras en escuelas y disponer de más maestros en la zona. Y en cuanto a la seguridad se crearán nuevas estaciones de policía, obras de emergencia en la ribera del río Arauca y medidas para el control fronterizo por el río Orinoco con una inversión de 15 mil millones de pesos.
 
Esta semana presentamos más acciones. En compañía de la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, y su gran equipo de trabajo entregamos las obras de modernización y puesta en operación del Aeropuerto Camilo Daza. En Colombia hay dos aeropuertos con dos pistas, Cúcuta y Bogotá, lo que refleja el enorme potencial de interconexión que tiene esta infraestructura. Porque Cúcuta siempre ha sido un destino fascinante: la Villa del Rosario de Cúcuta es un destino memorable que desde más de hace 200 años ha recibido viajeros que por distintos motivos encuentran en este punto inspirador de la tierra y de Colombia, un lugar para activar los sueños que toman forma. Esta concesión de este aeropuerto inició el 15 de octubre del 2010.
 
Se trata, entonces, de una gran oportunidad. De salir de la crisis y enfrentar el reto con confianza y temple para transformar la frontera en una zona más competitiva y con el mejor potencial para el bienestar de la gente.
 
Publicada en La Opinión
https://bit.ly/2GMzllO

Relacionadas