Especiales Vicepresidencia

Columna

Del colonialismo a la independencia: el camino hacia la libertad

Por: Marta Lucía Ramírez

Vicepresidenta de la República

Desde hace de 200 años, Colombia dio el paso fundamental en la búsqueda de su autonomía, su identidad y de su propio destino. En 1810, el florero de Llorente se convirtió en el símbolo de independencia para reivindicar la libertad de un pueblo sometido durante varios siglos al dominio español.

Se trató de una lucha ardua, que tardó casi una década. Si bien se logró la independencia definitiva en 1819, la búsqueda de la libertad, de la identidad y del desarrollo, ha sido una tarea aún más compleja, en parte, por las marcas que suele dejar el colonialismo en los países que han sufrido este flagelo.

Aunque las secuelas de la colonización pueden, en ocasiones, ralentizar los procesos políticos y sociales, hay que destacar los logros que ha alcanzado Colombia en este bicentenario.

Uno de los retos es seguir construyendo Nación, llevar la presencia del Estado a poblaciones que se sienten aisladas, desconectadas, fragmentadas, que no se identifican con principios y valores generales, con una idiosincrasia de país.

Precisamente, esta es la línea en la que debemos avanzar. Este bicentenario de la Independencia se inscribe como una posibilidad clara de revisarnos, de reinventarnos, de proyectarnos como Estado y como Nación, de convertir las falencias en oportunidades.

Es hora, entonces, de hacer una introspección, de mirar hacia adentro. Sabemos que la tarea debe empezar en las regiones, ya que esta es una manera de articularnos, de integrarnos como Nación. Nosotros, como Gobierno, emprendimos varias actividades que transcienden de la conmemoración a la acción. Hemos visitado municipios insignes del proceso de independencia.

Hemos firmado con los departamentos de la ruta libertadora el Pacto Bicentenario, incluido Santander, que incluye inversiones por más de $3.5 billones de pesos en infraestructura para la conectividad y en turismo para la sostenibilidad.

Hoy conmemoramos el aporte de las mujeres en la independencia nacional, el ejemplo de Antonia Santos y tantas otras heroínas insignes y anónimas sirva de inspiración para el empoderamiento de las mujeres y la construcción juntos de un país con oportunidades para todos.

Asumimos como Gobierno la responsabilidad histórica que tenemos al cumplirse 200 años de la República de Colombia, con la certeza de que en los próximos cien años saldaremos muchas deudas pendientes con nuestra patria.

Publicado en Vanguardia Liberal de Bucaramanga

Relacionadas