Especiales Vicepresidencia

Noticia

Cerrar la brecha entre el campo y las ciudades, es un compromiso del Gobierno Nacional, afirma Vicepresidenta de la República

  • “El sector agropecuario es fundamental para la economía colombiana, pero si cambiamos las condiciones de vida de los campesinos y que haya una reducción drásticas en los niveles de pobreza, vamos a convertir a Colombia en la potencia que todos queremos”.

Bogotá D.C., 18 de julio de 2019 (@ViceColombia) Para que el campo colombiano tenga un progreso continuo debe haber un cierre en la brecha existente con las ciudades, a través de una estrategia de desarrollo integral y ese es uno de los compromisos del Gobierno Nacional. Así lo expresó la Vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez, en la inauguración de la Asamblea de la Federación Latinoamericana de Mercados de Abastecimiento -FLAMA- que se lleva a cabo en Bogotá.

“Tenemos que cerrar esa brecha existente entre el campo y las ciudades. Sabemos que las centrales de abastecimiento se han esforzado por organizarse en su forma de asociatividad, pero necesitamos que sean cada vez más. Colombia ha hecho acuerdos de libre comercio con distintos países del mundo y dentro de poco nos van a llegar productos de Europa y otros continentes y esa es la gran competencia que vamos a enfrentar”, señaló.

Por eso es necesario, dijo, “ponernos manos a la obra”: gobierno, el sector rural y las centrales de abastos para tener unos productos de excelente calidad, con precios competitivos que le garanticen esa seguridad alimentaria al pueblo colombiano, pero que también se mejoren las condiciones para  salir a competir con los mercados del mundo.

“El sector agropecuario es fundamental para la economía colombiana, pero si cambiamos las condiciones de vida de los campesinos y que haya una reducción drásticas en los niveles de pobreza, vamos a convertir a Colombia en la potencia que todos queremos”.

Asimismo, recordó que el país ha hecho una alianza por la seguridad alimentaria y la nutrición para tener ciudadanos con mentes y cuerpos sanos. “Hemos destinado 65 millones de dólares para fortalecer la institucionalidad y tenemos que lograr que esa producción de alimentos sea en virtud de la demanda”.

Fue enfática en manifestar que cuando se tienen unas instituciones sólidas, estables y cuando hay una hoja de ruta orientada hacia el crecimiento con sostenibilidad es cuando los países pueden salir adelante.

Finalmente, agregó que conoce la importancia que tienen las centrales de abastos en Colombia y en esta cuarta revolución industrial, porque lo señaló “necesitamos que los hijos de nuestros campesinos hagan parte activa de la modernidad y de la globalización porque es la única manera de lograr un crecimiento sostenible y estable".

(Fin/yr)

Relacionadas