ir al contenido

Noticia

Casa de Mujeres Empoderadas de La Guajira, piedra angular de una nueva historia

  • La Vicepresidente inauguró este espacio donde se brindará capacitación y apoyo a todas las habitantes del departamento.
  • Llamó la atención a los mandatarios locales, para que no “sean simples espectadores” de la crítica situación social que afronta La Guajira.
Riohacha, 30 de diciembre de 2019 (@ViceColombia). Con un llamado al emprendimiento y la unidad, la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez abrió las puertas de la Casa de las Mujeres Empoderadas en La Guajira, la quinta inaugurada este año en el país.

“Este trabajo es por ustedes, para ustedes, con ustedes, y nosotras tenemos que ser instrumentos para que puedan lograr su mayor realización, pero sobre todo una vida digna, plena, de reconocimiento. Aunque también les digo: las necesitamos organizadas, sin individualidades, que no permiten trabajar como debería ser”, sostuvo frente a las asistentes de las diferentes asociaciones del departamento.

Instó a que productos tradicionales de la región como las mochilas wayú sean aprovechados al máximo, con proyección empresarial y de exportación. “Tenemos que hacer cursos focalizados para que las mujeres de La Guajira puedan ser empresarias y exportar sus productos artesanales: chinchorros, mantas, mochilas”, dijo.

Y es que precisamente en la Casa de Mujeres Empoderadas, que fue inaugurada hoy, habrá diversos espacios que fomentarán el liderazgo y la autonomía económica de las habitantes del departamento.

“En esta Casa tendremos la ruta del emprendimiento; acceso a servicios de salud; espacio para que las mujeres lactantes puedan dejar a sus bebés, mientras se capacitan; consultorio jurídico; opciones de financiación; atención psicosocial; ludoteca; y una vitrina comercial”, explicó la Vicepresidente, quien lidera esta iniciativa junto con la Consejera presidencial para la equidad de la Mujer, Gheidy Gallo.

¡A cumplirle a La Guajira!

Durante su intervención, la Vicepresidente afirmó que a La Guajira “le han fallado muchas veces”, y reclamó un mayor compromiso de los mandatarios locales frente a la crítica situación social que afronta el departamento, con cifras de analfabetismo que alcanza cuatro veces más que en el resto del país. “La clase política de La Guajira no puede ser espectadora de lo que ha sucedido. 35 billones de pesos, ha recibido el departamento en los últimos años, ¿dónde están?, ¿cómo se han invertido?”, señaló.

Nosotros desde el Gobierno Nacional, estamos pendientes de apoyar, pero son ustedes, los mandatarios locales, elegidos por su pueblo, en quienes tiene una enorme ilusión este pueblo guajiro”, puntualizó.

La alta funcionaria, enfatizó en que la Casa de Mujeres Empoderadas no es excluyente ni debe dar lugar a enfrentamientos. “Este espacio es para las wayú, para las afro y para todas las mujeres de La Guajira que sufren la exclusión, la falta de acceso a la financiación, a la formalización y oportunidades laborales”.

En este sentido, se refirió a la necesidad de aumentar la representación política femenina en el departamento. “Necesitamos más mujeres que participen en la política, para dar resultados, con un buen manejo de los recursos públicos”.

Para Cilia Peñalver, fundadora de la Asociación de Mujeres de La Guajira, “con este proyecto se abren caminos, iluminados con gajos de luceros”. Reconoció, además, el liderazgo de la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez en el empoderamiento femenino y le dedicó este mensaje: “Esta casa de la mujer va a dar unos frutos grandes, va a ser una casa de la que usted siempre se va a sentir orgullosa”.

La Vicepresidente insistió en que hay que pasar, cuanto antes, del dicho al hecho: “Tenemos que asumir esto con sentido de urgencia, aquí no tenemos un tiempo indefinido, sabemos que en el país hay malestar, y tienen toda la razón los colombianos, todos tenemos responsabilidad de poner el acelerador para cerrar la brecha social”, indicó.

La inequidad de género en esta región, es de las más altas de Colombia, teniendo en cuenta las responsabilidades que asume esta población en el sostenimiento de sus familias, pues la mayoría de los hogares son de jefatura femenina. “Esta responsabilidad que tenemos es doblemente grande: ayudarlas a que puedan tener un trabajo estable, que les genere un ingreso digno”, concluyó.

En la inauguración, que se llevó a cabo en Riohacha, participaron el gobernador entrante del departamento, los alcaldes saliente y entrante de la ciudad, asociaciones de mujeres y delegados de entidades del sector público y privado.


Relacionadas