Especiales Vicepresidencia

Discurso

Palabras de la Vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez en la Reunión de Medio Año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP)

Cartagena de Indias, 30 de marzo de 2019
 
Estoy feliz de estar en este teatro tan hermoso, un teatro que tiene ya 115 años y que realmente nos hace sentir muy orgullosos a todos los colombianos. Y me alegra enormemente haber recibido esta invitación en la noche de hoy. Saludo muy especialmente a Carlos Julio Ardila, a su señora Patricia; también a Claudia Gurisatti; presidente del comité anfitrión y a su esposo Antonio.
 
Quiero decirles que hoy me contó mi esposo que lo habían invitado a un foro de la Revista Semana para que participara, contando que sentían los hombres que están detrás del poder, y yo espero que Antonio lo acompañe, para decir, tal como dice mi esposo, que nunca los hombres están detrás del poder, así como las mujeres jamás han debido estar detrás de los hombres. Debemos estar siempre hombro a hombro, iguales los hombres y las mujeres para sacar adelante a nuestras sociedades. Gracias a mi esposo por su compañía siempre. Saludo también a María Elvira Domínguez, otra mujer extraordinaria, Presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa, Directora del Diario El País; al Director Ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa,  Ricardo Trotti y a su señora; a Roberto Pombo Holguín, Presidente de la Comisión de Chapultepec y Director del Diario El Tiempo en Bogotá. Roberto muchas gracias por esas palabras tan amables de bienvenida. Saludo muy especialmente a los ganadores del gran premio de Chapultepec  de la Sociedad Interamericana de Prensa David Boardman y a Bruce Brown lo felicito de verdad y mil gracias por esas palabras inspiradoras que acaba de pronunciar.
 
Saludo también al Consejero Adjunto para proyectos especiales de la Vicepresidencia, Ricardo Ariza quien me está acompañando en una tarea difícil: hacer acompañamiento a la alcaldía de Cartagena para que esta ciudad tenga todo el esplendor que debe tener, con un gobierno que maneje la política de manera transparente y eficiente. Sé que estamos haciendo algo relevante, gracias Ricardo Ariza por esa tarea en Cartagena, como también ahora en la Guajira, en el Chocó, desde ayer en Santa Marta, el Presidente Iván Duque todos los días nos encarga tareas nuevas que asumimos con el mayor amor por este país. Saludo a las señoras y señores integrantes de la Sociedad Interamericana de Prensa que nos acompañan y a todos los directores de los medio de comunicación nacionales e internacionales aquí presentes.
 
Quiero decir que este me parece un foro de la mayor importancia porque la libertad de expresión debe ser siempre primordial y preponderante. En Colombia hemos demostrado que se debe liderar esta sociedad siempre con el mayor compromiso con la libertad de expresión y la libertad de prensa y que bueno que hoy, María Elvira Domínguez tenga la responsabilidad de liderar esta sociedad, pues la libertad de prensa es una de las apuestas más importantes que debemos dar para el futuro libre y democrático en el mundo entero.
 
Para mí es un gusto poder acompañarlos en este evento que propende por la libertad de prensa y expresión en el hemisferio. Sin duda, los medios de comunicación y los periodistas que ejercen una prensa libre, democrática, veraz y amparada por los compromisos internacionales, contribuyen a generar conciencia social, mostrar la realidad, hacer una reflexión ciudadana y construir mejores sociedades. En el mundo entero y particularmente en nuestra América Latina hay una sociedad que si bien mira hacia el futuro con incertidumbre y temor, también por ello, esta ávida de buenas noticias, pero igualmente necesitada de mayor transparencia y control sobre las instituciones y sobre el manejo del poder.
 
Todos los individuos tenemos derechos, el más importante de todos y el principal, es el derecho a la vida. El segundo, es el derecho a la libertad, la libertad entendida como la capacidad de podernos expresar, de conocer lo que sucede, de indagar por la verdad y de tomar nuestras propias decisiones y depende en buena parte del ejercicio riguroso que deben hacer los medios de comunicación a diario. Informar con veracidad, narrar los hechos con total libertad siendo, verificar y contrastar sus fuentes de información, e, informar dentro de su total libertad siendo claras sobre cuándo están dando su opinión pues de lo contrario, presumimos los ciudadanos que están siempre dando una información.
 
Hace más de 200 años, Colombia inicio un periódico llamado el Papel Periódico de Santa Fe de Bogotá, fundado por don Manuel Del Socorro Rodríguez, cubano, curiosamente Cuba, un país donde es poca la libertad de prensa, no sé si hay alguna, creo que no. Pero ese periódico se convirtió en el primero de los periódicos del país y fue un periódico pionero en América Latina.
 
Desde la Vicepresidencia de la República, estamos hoy liderando la conmemoración del Bicentenario de nuestra independencia, y hemos considerado que es esta una oportunidad para conocer mejor nuestra historia, el proceso de constitución de nuestra Nación, la creación del Estado, la formación de la república y el primer ejercicio de integración regional concebido entonces por el libertador en su visión de la gran Colombia. Los colombianos debemos entender la importancia de valorarnos y apreciarnos más como colombianos.
 
Con el Presidente Iván Duque queremos que la conmemoración de este bicentenario sea una ocasión para comprender el pasado fascinante de nuestra gesta militar, social, política, cultural y territorial, a la vez que incluir un ejercicio más audaz como es el de repensarnos entre todos y proyectarnos en un ejercicio de prospectiva hacia el futuro: Qué Nación queremos ser en el tercer centenario, cómo queremos que nuestros bisnietos recuerden este periodo de nuestra historia, cuáles de nuestros valores debemos empeñarnos en fortalecer para inspirar a nuestra nación desde las bases hacia arriba y desde arriba hacia abajo para consolidarnos como unión, para consolidar sobre todo esa esencia de la colombianidad que tantos admiran y que nosotros mismos a veces menospreciamos o, lo que es peor, ignoramos.
 
Hace unos pocos meses le pedí al maestro Fernando Botero que  me regalara una imagen del bicentenario; tuve la audacia de pedirle a Fernando Botero, un artista tan importante, el más importante que ha tenido Colombia, que nos regalara esa imagen y el me mandó un dibujo, el dibujo de unas manos, unas manos como todas las de él, regordetas.  Al darle las gracias por su dibujo e indagar qué significaba esa expresión de Colombia contestó que cuando había resuelto hacernos esta imagen había preguntado a varias personas en Europa que imagen les venía a la cabeza cuando el mencionaba la palabra Colombia y contestó: la gran mayoría de las personas reconocen en Colombia solidaridad, que es lo que está haciendo hoy Colombia por Venezuela, las manos tendidas y generosas de los colombianos. De tal manera que los colombianos debemos saber que somos eso, nosotros nos subestimamos muchas veces pero somos un país de inteligencia, de talento, de laboriosidad, de esa solidaridad que expresa el maestro Botero, de creatividad, diversidad y con un enorme potencial creativo y cultural. Los colombianos somos todo eso y mucho más, y por eso el compromiso de nuestro gobierno con el Presidente Iván Duque es fortalecer las instituciones bajo el imperio de la ley, a la vez que promovemos el desarrollo económico que brinde libertad económica y oportunidades a cada colombiano, pues de esta manera reduciremos la desigualdad y aumentaremos en su máxima potencia la idea de libertad, porque los dos creemos en la libertad.
 
Precisamente, la libertad de prensa, en un ambiente de nuevas realidades digitales, de plataformas virtuales, de inteligencia artificial la vemos como un activo fundamental de la sociedad para garantizar un sistema democrático, de protección de los derechos de las personas y generación de control, así como para lograr más confianza en el Estado. La libertad de prensa garantiza la construcción de comunidades más libres y más autónomas para la toma de decisiones, como lo resalta la declaración de Chapultepec en uno de sus 10  principios, yo diría más bien en uno de sus 10 mandamientos,  que esperamos que trasciendan tan lejos en el tiempo como los 10 mandamientos de la Biblia: no hay personas ni sociedades libres sin libertad de expresión y de prensa. El ejercicio de esta libertad no es una concesión de las autoridades, es un derecho inalienable de los pueblos, pero además de este hay otros principios de esta declaración como son la garantía de acceso a la información pública, a la no discriminación, ni a la sanción o censura por aquello que se informe, y a propender por una credibilidad ligada a la verdad, la imparcialidad y la equidad. Todas estas  son premisas que tenemos la obligación de acompañar todos los Estados democráticos.
 
Esta ceremonia de hoy resalta estos principios y reconoce el trabajo de ustedes, los comunicadores al servicio de la verdad. Lastimosamente parecería existir un divorcio entre la búsqueda de la verdad propia del periodismo y la que debería ser propia de la política. La labor de la prensa es fundamental para exigir cada vez más la veracidad en la política, porque eso es lo que requiere la democracia y la sociedad. No podemos dejar que se siga consolidando la idea de que se vale cualquier cosa para llegar al poder. Quiero felicitar a David Boardman, Presidente del Comité de Reporteros para la Libertad de prensa y Bruce Brown, su Director Ejecutivo, por recibir esta noche el Gran Premio Chapultepec 2019 por la defensa de los derechos de los periodistas y medios de comunicación para ejercer una prensa sin restricciones en los Estados Unidos.
 
Su trabajo de casi 50 años ha permitido recopilar y distribuir noticias, mantener la transparencia y la responsabilidad del gobierno estadounidense, de permitir el acceso a la información pública y preservando los principios de la libertad de expresión y de prensa.
 
Sin embargo, vemos con preocupación que la libertad de prensa ya no es un derecho en algunos países y que las maniobras oscuras para callar la prensa se quedan sin ninguna sanción, como cuando hemos visto que se niegan las divisas para importar papel, se restringen los medios para que los periodistas ejerzan su profesión, o se presiona a los dueños de los medios para venderlos a las personas ligadas al poder político.
 
Debemos trabajar juntos y elevar la voz cuando quiera que haya riesgos de acallar la libertad de prensa, pues este es el camino que recorrieron varias de las naciones del hemisferio donde hoy no existe la democracia y donde las dictaduras manipulan, silencian, usan y callan a los medios de comunicación como instrumentos al servicio de unos pocos y no de la sociedad. Como lo dijo Catalina Botero, nuestra Decana de Derecho de la universidad de Los Andes, de quien nos sentimos tan orgullosos,  ex relatora para la libertad de expresión: “Si la libertad de expresión no fuera crucial para la democracia, no sería la primera sacrificada en los regímenes autoritarios”.
 
Vemos con dolor cómo en Venezuela y en Nicaragua se han cerrado medios de comunicación y silenciado periodistas, incluso llevándolos a la cárcel. Venezuela, en los últimos 5 años, lleva una marca nefasta en América Latina, tal como lo indica el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa: más de 115 medios de comunicación, entre ellos 41 medios impresos, 65 emisoras de radio y 9 canales de televisión han cerradoy cientos de periodistas han sido injustamente detenidos y su trabajo decomisado, como una clara censura y obstrucción a la libertad de prensa. De nada le valió a uno de los grandes comunicadores y políticos venezolanos como Teodoro Petkof , que en paz descanse, haber tenido una relativa cercanía ideológica a Maduro y a Chávez puesto que cuando tomó distancia pública del régimen, porque vio que avanzaba velozmente hacia la dictadura que es hoy, eso le costó el cierre de TAL POR CUAL.
 
Recientemente,tres periodistas de la agencia EFEfueron detenidos por los servicios de inteligencia de Venezuela porque supuestamente no estaban debidamente acreditados ante los organismos del Estado venezolano; esta misma situación enfrentaron otros periodistas como Jorge Ramos de Univisión, quien, en medio de su entrevista, como vimos todos con Nicolás Maduro, fue detenido y su material decomisado y posteriormente deportado.
 
 
Otra violación contra la libertad de prensa es el cierre de las ediciones impresas de distintos diarios de oposición, debido a las presiones del régimen de Maduro, como sucedió con El Nacional, que luego de 75 años de funcionamiento, y siendo el último diario independiente que mantuvo su edición impresa, dejó de imprimir en diciembre de 2018. Esperamos volver a ver impreso un nuevo ejemplar del El Nacional de Caracas, y como le dije a Miguel Otero en la puerta de este teatro, cuando acabe la ocupación espero que estemos juntos en el  Palacio de Miraflores para celebrar que salga una dictadura ilegitima que se resguarda con el apoyo de las armas, empuñadas por fuerzas extranjeras para enfrentar a un pueblo hambriento e indefenso como es hoy el pueblo venezolano.
 
La mirada de los periodistas ha sido crucial para destapar y llevar la realidad de lo que vive Venezuela a oídos del mundo. Desafortunadamente en algunos casos les tomó un tiempo considerable abrir los ojos y reconocer la ruptura democrática que evidentemente desde hace muchos años sufre nuestro vecino y hermano. Por fortuna hoy existe un consenso en llamar a Maduro dictador, yo espero que muy pronto haya consenso en dejar de llamar a  Juan Guaidó como el autoproclamado, porque está en esa función porque así los dispone la Constitución venezolana.
 
Otro factor que atenta contra la libertad de prensa en nuestros países es el crimen organizado, en Colombia conocemos bien la triste historia de cientos de periodistas valientes que indistintamente han caído a manos de grupos terroristas, de bandas de delincuentes, de mafias de corruptos y de carteles del narcotráfico. Fuimos testigos de terribles asesinatos perpetrados por grupos al margen de la ley, periodistas valientes que dieron su vida por mostrarle a Colombia la realidad y los crímenes que muchos querían ocultar. Hoy y siempre recordaremos por su valiente labor investigativa y critica a Guillermo Cano, quien fue asesinado en 1986, a Diana Turbay en 1991, a Jaime Garzón en 1999 y aOrlando Sierra en 2002, entre muchos otros.
 
Uno de los episodios más recientes es el de los periodistas ecuatorianos que fueron asesinados en la frontera colombiana por alias “Guacho” y su grupo ilegal, cuando se encontraban en pleno ejercicio de su labor investigativa, por eso me uno al homenaje que la SIP le realiza a este grupo de comunicadores que infortunadamente perdieron la vida en Colombia; el delito contra la prensa para callarla, es totalmente. El Presidente Iván Duque se comprometió a no dejar en la impunidad el crimen contra los periodistas ecuatorianos y por ello cuando informó al mundo sobre el operativo en el cual se dio de baja a alias “Guacho”, no solo lo hacía para demostrar nuestro compromiso en la lucha contra el narcotráfico sino nuestra determinación en la defensa de la libertad.
 
A este fatal episodio se suman en el último año más episodios en América Latina, según la CIDH, lo que demuestra que persiste la violencia contra quienes se esfuerzan por revelar la verdad y cubrir las realidades de nuestros países. Esto es un patrón que tenemos que erradicar de nuestros sistemas, procurando y asegurando el libre ejercicio de la prensa para robustecer las democracias y encaminarlas hacia modelos más transparentes en el ejercicio del poder.
 
En Colombia estamos comprometidos durante nuestro gobierno con la transparencia como la mejor manera de prevenir la corrupción, esa corrupción que tanto daño le ha hecho a Colombia y también a América Latina y al mundo. En nuestro país contamos con varios instrumentos legales que consagran el derecho a la información, que exigen a las entidades públicas brindar la información a cualquier persona que lo requiera y que reglamentan el derecho de petición a través de las leyes 1712 del 2014 y 1755 del 2015 y también nuestro país hace parte de iniciativas como la alianza de gobierno abierto para fomentar la participación y el acceso a la información adoptando las nuevas tecnologías. Sin embargo, estamos convencidos que esto no es un asunto de leyes, es un asunto de talante, de convicciones, de coherencia y de valores.
 
Por esta razón hoy por hoy estamos adelantando en la Vicepresidencia una agenda que hemos denominado AGUA. AGUA es transparencia, AGUA quiere decir Agenda de Gestión Única y Abierta,  el acceso a esa gestión consiste en  publicar todos los días nuestras agendas, con quién nos reunimos y también en subir a la página web una vez termina cada reunión, la ayuda de memoria que refleja de qué tema hemos hablado y con quien lo hemos tratado.
 
Ahora, en la época de fake news, o como lo denominó Umberto Eco,las máquinas del fango, algunas redes sociales han venido tomando medidas para contrarrestar las falsas noticias, pero invito a los medios de comunicación a ejercer su máximo rigor y a ser auditores de la información para evitar ampliar falsas comunicaciones y contribuir a que la verdad prevalezca por encima de cualquier interés. Es el momento para que los medios se fortalezcan en toda su capacidad  tecnológica y para que se fortalezcan en su condición de  guardianes y notarios de la verdad con el fin de que la sociedad tenga referentes contundentes frente a los hechos y pueda tomar así mejores decisiones.
 
El papel de los medios de comunicación de investigar y denunciar es vital en sociedades amenazadas por el flagelo de la corrupción porque su vigilancia contribuye a que existan procesos transparentes y a que se ejerza, como dije anteriormente, un verdadero control no solo sobre los asuntos del Estado sino en general un verdadero control sobre el poder.
 
Los exhorto a continuar con mayor vehemencia la labor de construir sociedades más transparentes en América latina, en nuestro hemisferio y a terminar esa cultura que privilegia la opacidad y los arreglos por debajo de la mesa entre los círculos del poder o como lo llamaba un gran político colombiano ya fallecido, Álvaro Gómez Hurtado, los acuerdos inconfesables que sostienen los intereses del régimen en su exclusivo beneficio. Su labor debe servir con total responsabilidad y veracidad puesto que todos los actos de corrupción se hacen precisamente aprovechando la opacidad.
 
Finalmente, quiero destacar el papel de las mujeres en el periodismo. Me uno al llamado de la CIDH en su Relatoría Especial Para La Libertad De Expresión que observa que en la región las mujeres tienen menos participación y visibilidad en los temas cruciales sobre gobierno y política, lo que conlleva a que el trabajo de las mujeres periodistas sea menos visible, menos valorado y por supuesto, a que ello se traduzca en una brecha salarial injustificada con respecto a sus colegas varones. Por esa razón en nuestro gobierno estamos convencidos que no basta con la presencia de una mujer en la Vicepresidencia, no basta tampoco con tener un gabinete paritario, necesitamos que todas y cada una de las acciones de todos los ministros de nuestro gabinete estén encaminadas a  terminar la discriminación y a acabar la desigualdad que tanto afecta a las mujeres  en Colombia y ejercer ese liderazgo de equidad de género en América Latina.
 
Quiero felicitar a todos los organizadores de este importante evento, ratificar el compromiso que firmó ayer el presidente Iván Duque con todos ustedes, porque como signatarios también de esta convención de Chapultepec, a partir de hoy asumimos un total compromiso con sus 10 mandamientos.
 
Amigos periodistas: La amenaza a un periodista, no es simplemente la amenaza a un profesional, es la amenaza a la supervivencia de la democracia. La muerte de un periodista, no es solamente la muerte de una persona que deja un vacío entre sus colegas y su familia; es el comienzo de la muerte de la libertad y por lo tanto de la muerte de la sociedad y de la civilización.
 
Yo confió que el crimen de Jamal Khashoggi sea un crimen que no quede en la impunidad.
 
Muchas gracias.
 
(Fin/yr/cs)​

 


 

Relacionadas