Especiales Vicepresidencia

Noticia

“La universidad no puede ser un lugar para temer sino para aprender”: Vicepresidenta

  • La funcionaria se puso al frente de las recientes denuncias que se han conocido de parte de jóvenes estudiantes en universidades del país, agregando que hay una preocupación grande por los niveles de violencia contra la mujer.
  • La universidad tiene que convertirse en un lugar transformacional de la sociedad colombiana y “que sean nuestros jóvenes con su liderazgo los que promuevan el respeto a la dignidad de cualquier ser humano.
Bogotá D.C., 3 de abril de 2019 (@ViceColombia) La Vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez y la ministra de Educación, María Victoria Angulo, señalaron que las denuncias de intimidaciones y acoso sexual en universidades del país, dadas a conocer recientemente, se deben prevenir y evitar ya que estos no son lugares para que las mujeres sientan miedo, sino para formarse y aprender. 
   
 “Decirle a las jóvenes de Colombia: la universidad y sus centros de estudio no pueden ser jamás un sitio donde sientan miedo. Es un lugar para desarrollar su capacidad intelectual y su personalidad, formarse y aprender, no para temer. Allí debe de haber siempre un protocolo para denunciar cualquier situación de acoso o violación, sin perjuicio de que también se acuda a la justicia evitando la doble victimización”, señaló la Vicepresidente.
   
La funcionaria se puso al frente de las recientes denuncias que se han conocido de parte de jóvenes estudiantes en universidades del país, agregando que hay una preocupación grande por los niveles de violencia contra la mujer. “El país tiene una cantidad de leyes orientadas a castigar la violencia contra las mujeres, pero a nosotros nos interesa prevenir y evitar que sean víctimas de cualquier tipo de violencia: intrafamiliar, acoso sexual, violación o feminicidio”.
 
Por tal motivo, por solicitud de la Vicepresidente, la ministra de Educación expedirá el reglamento exigido en el artículo 11 de la Ley 1257 de 2008 para socializar en las universidades colombianas el respeto a la integridad de las mujeres, prevenir y evitar el acoso sexual y la violación. “Esta Ley establece que el ministerio de Educación debe trabajar junto la comunidad educativa medidas de prevención, educación, sensibilización sobre el riesgo, por eso tenemos que lograr que haya mejores niveles de convivencia y de respeto, fortaleciendo los protocolos de prevención dentro de las universidades públicas y privadas”, afirmó.
 
Es competencia del ministerio de Educación velar para que las instituciones educativas incorporen la formación en el respeto de los derechos, libertades, autonomía e igualdad entre hombres y mujeres, así como desarrollar políticas y programas que contribuyan a sensibilizar, capacitar y entrenar a la comunidad educativa, especialmente docentes, estudiantes y padres de familia, en el tema de la violencia contra las mujeres.
 
Reiteró el llamado general manifestando que “en este Gobierno queremos que sepan que la puerta de la Vicepresidencia, la ministra de Educación y la Consejera presidencial para la Equidad de la Mujer, está abierta siempre para atender cualquier denuncia. Este es un Gobierno comprometido con evitar que en nuestro país sigan dándose los casos de violencia contra la mujer, violación y acoso sexual y que estos queden en la impunidad. Tenemos que lograr cambios culturales, que la convivencia que se da en las aulas estudiantiles no signifique pasar al abuso, acoso o violación”.
 
Agregó que hasta ahora se está tomando conciencia por parte de las universidades sobre la obligación legal y moral que tienen de adoptar protocolos internos, correctivos que permitan que ninguna joven, en ninguna universidad, sea objeto de acoso sexual.
 
Finalmente, dijo que todos los jóvenes de las universidades deben tener claro que una compañera de estudio es una mujer que merece respeto en su integridad, su dignidad y toda la comunidad educativa debe comprometerse a cero tolerancia con el acoso y la violación. La universidad tiene que convertirse en un lugar transformacional de la sociedad colombiana y “que sean nuestros jóvenes con su liderazgo los que promuevan el respeto a la dignidad de cualquier ser humano en Colombia y particularmente el respeto a la integridad y la dignidad de las mujeres”.
 
Por su parte, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, afirmó que se va a trabajar de la mano de todas las universidades públicas y privadas e instituciones de educación técnica y tecnológica, así como de las entidades del Gobierno para prevenir y castigar estos hechos. “Cerca del 50% de universidades tienen ya definidos protocolos y políticas. La lucha contra todas estas formas de violencia no es solo nacional, sino global donde se deben generar diferentes espacios”, apuntó.
 
Emplazó a que se deben cambiar y tener nueva formas de relacionarnos, respetarnos y comportarnos en los distintos ámbitos reconociendo el papel diferenciador que viene ejerciendo la mujer, logrando que en el ámbito académico se siga el debido proceso. “Es muy importante las observaciones que nos den las jóvenes y los maestros para integrarlo a estos protocolos y no solo contar con la ley”. 
 
La ministra confirmó que se reunirá con las asociaciones de universidades públicas y privadas, al igual que los rectores de las mismas, para revisar el trabajo que vienen haciendo y el que adelantarán en cada una de ellas.
 
(Fin/yr/)​


 

 
?


 

Relacionadas