Especiales Vicepresidencia

Noticia

"Es prioridad darle continuidad a la gestión que se viene haciendo en Cartagena": Vicepresidenta

  • -Hizo un llamado al pueblo cartagenero: “Les pedimos que no vuelvan a dejarse comprar los votos. Los más pobres son quienes sufren cuando permiten la compra de votos”.
​Cartagena 1 de julio de 2019. (@ViceColombia) La Vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez, entregó un balance de la gestión que el Gobierno Nacional viene liderando en Cartagena para convertirla en una ciudad competitiva, sostenible ambientalmente, próspera y libre del yugo de la corrupción al que ha estado sometida por años. 

“Lo más importante en Cartagena, es darle continuidad a la gestión que se viene haciendo por una ciudad que tiene grandes recursos gracias al turismo”, señaló. 

Reafirmó el trabajo del Gobierno para que haya mayor presencia de la Alcaldía en los barrios más pobres de la ciudad amurallada para proteger a los niños, niñas y adolescentes.

“Queremos garantizar la nutrición adecuada de nuestros menores con el programa de Alimentación Escolar. No permitiremos que los recursos públicos caigan de nuevo en manos de la corrupción”, aseveró. 

Así mismo, habló del esfuerzo que las instituciones gubernamentales están haciendo junto a la Policía Nacional para combatir el abuso sexual contra los menores, ya que “esta es una tragedia que enfrenta la ciudad”.

Señaló que en materia de salud ha mejorado la atención a los ciudadanos en urgencias y más de 16 mil niños han sido vacunados este año.

Igualmente, la Vicepresidencia de la República está liderando un programa de protección costera para mejorar la sostenibilidad ambiental en Cartagena y avanzar en un proyecto que busca agrupar a los vendedores ambulantes en cooperativas que les permitan tener acceso a seguridad social y a una vivienda digna.

Por último, hizo un llamado al pueblo cartagenero. “Les pedimos que no vuelvan a dejarse comprar los votos. Los más pobres son quienes sufren cuando permiten la compra de votos. Cartagena no puede estar a la venta, no tiene precio. Los votos que se han comprado durante muchos años son los que han condenado a esta ciudad a la pobreza y a la corrupción".  

“Los cartageneros tienen que ayudarnos en la tarea de castigar a aquellos políticos que compran los votos, que piensan que pueden seguir comprando la voluntad y la conciencia de los ciudadanos”, añadió.


Relacionadas