Especiales Vicepresidencia

Noticia

Pore, piedra angular de la Independencia de Colombia y punto partida para los próximos 100 años.

  • ​​Esta es una oportunidad para que todos los colombianos veamos esta conmemoración no sólo como algo que ocurrió, sino proponiendo lo que se quiere dejar en el país para los próximos 100 años.
  • La importancia político-militar de Pore quedó reafirmada el 22 de junio de 1819, cuando dicho territorio se convirtió en el punto de unificación del contingente neogranadino. 
Bogotá D.C., 17 de diciembre de 2018. (@ViceColombia) La provincia de Casanare, específicamente la ciudad de Pore, fue piedra angular de la Independencia de Colombia. En este municipio se organizaron las bases del gobierno de la Nueva Granada y se convocó el Congreso Provincial, el que se reunió el 18 de diciembre de 1818, para dar orden y legalidad al proceso de emancipación.  

“La Independencia de Colombia fue posible gracias a esta unión de ejércitos que permitió la gesta heroica militar, que llevó a la construcción de nuestra nación y que nos permite hoy gozar de la libertad y la república que tenemos. Por eso esta conmemoración debe verse más con los ojos del futuro, no solamente desde lo militar, sino desde el trabajo que toda la sociedad debe realizar para lograr un país con instituciones más fuertes, con un Estado de Derecho sólido, con justicia y transparencia, con una economía próspera y con los niveles de ciencia, tecnología e innovación que nos permitan sobresalir en el concierto internacional”, señaló la Vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez.

Y es que la importancia político-militar de Pore quedó reafirmada el 22 de junio de 1819, momento que dicho territorio se convirtió en el punto de unificación del contingente neogranadino del General Francisco de Paula Santander (aproximadamente 1.200 hombres), con las tropas al mando del libertador Simón Bolívar. Desde allí las tropas patriotas (unos 2500 hombres) partieron por el camino real de Tocaría, Nunchí, Morcote, Paya y Pisba hasta llegar al lugar de las batallas estratégicas del Pantano de Vargas y Puente de Boyacá.

Por eso la conmemoración del Bicentenario tiene que ver con dos variables: una secuencia de hitos históricos sobre la gesta que llevó hacia la independencia armada y política que abrió camino a la configuración de la República y el proyectarnos como Nación desde la transformación del presente.

La fecha del 18 de diciembre representa un elemento significativo de la Gesta Militar (Campaña Libertadora), como un evento político central en la organización Republicana del país y el reconocimiento de Pore como punto de partida del proyecto de Independencia, expone la importancia de la región de los Llanos Orientales en la Gesta Libertadora y vincula a estos territorios en la conmemoración.

Esta es una oportunidad para que todos los colombianos veamos esta conmemoración no solo como algo que ocurrió, sino proponiendo lo que se quiere dejar en el país para los próximos 100 años, retomando el ímpetu de la gesta libertadora para proyectar la Nación que queremos construir.

Por eso queremos celebrar los 200 años de nuestra historia. Evaluar el camino que hemos recorrido, las batallas que hemos librado con fortaleza y convicción y los aprendizajes que nos han dejado, pero sobre todo, vamos a pensar y a construir el país que queremos para los próximos 100 años. Los sueños de nuestros padres viven a través de nuestros hijos y vamos a tomar el pasado que nos enorgullece para construir un futuro que nos espera. 

La invitación es a que la celebración del Bicentenario no sea solamente inherente al Gobierno Nacional, todos los colombianos debemos hacer parte de este evento y sentir cada día orgullo de ser colombianos #MásColombianoQueNunca

(Fin/yr/cs) 

 
​​

Relacionadas